En este episodio, Nat Zamora nos habla de cómo nos creamos telarañas en la cabeza sobre nuestra sexualidad, cuando lo que debería de importarnos realmente es simplemente… existir.