En este episodio, Miguel Cane habla de una serie que le robó el corazón… My brilliant friend.