En esta época no hay lugar para un ambiente de trabajo disfuncional. Lo peor es que de no atender el tema de la gente se puede destruir la base de clientes o bien se pueden perder utilidades por tener que compensar errores o, en casos extremos, hasta las ganas de vivir. 

Comparte Este Podcast