Muchas veces malos estilos empresariales, jefes con ideas ridículas o incluso malas interpretaciones de la productividad se han extendido en el medio empresarial aparentando ser algo óptimo cuando realmente son la peor idea posible. Te menciono tres de los más comunes, sus consecuencias al hacerlos y una sugerencia de lo que debería de ser.

Comparte Este Podcast