No es sólo la música, la voz; ni siquiera los efectos: el sonido es definitivo para atrapar al espectador en la historia. Dany Saadia explica por qué los encargados de sonido son tan vitales como el fotógrafo o el guionista para que funcione la película. ¡Y a veces lo logran usando basura! Al final, como todo en el cine, es una cuestión de creatividad (y genio).