Ya tuviste la idea, ya escribiste el guión… ahora hay que buscar a los actores hasta debajo de las piedras. Un mal casting puede destrozar la mejor idea, explica Dany Saadia, así que debes recurrir a un profesional… y claro, a veces es cuestión de instinto.