El famoso ghosting, la misteriosa desaparición de alguien que te ha dado esperanzas de amar (o de hacer realidad el proyecto de tu vida) tiene muchos hilos que seguir. Como toda actividad humana, damas y caballeros, hasta para desaparecer sin explicación hay métodos y formas… Dany Saadia enlista varios de ellos, a cuál más doloroso: el breadcrumbing y el submarining (también conocido de manera más coloquial como hacerse-pero-bien-güey). Toma nota, porque esto va mucho más allá del mundo del cine.