La ola no se detiene (y apenas empieza a golpear en México): el movimiento #MeToo está transformando la relación entre el público y los creadores por el nivel de corrupción que ha revelado. ¿Hasta dónde llega y, sobre todo, cuál puede ser el antídoto contra la podredumbre? Dany Saadia reflexiona y propone una nueva actitud: #MeDon’t.