A veces hay que cruzar los límites. En ocasiones es para buscar respuestas y recuperar a la persona que amas y perdiste en medio de un desastre inexplicable, como los personajes de la excepcional Annihilation, el estreno de la semana que fascinó a Miguel Cané, quien también habla de una recomendación doméstica que cruza los límites del horror y el tabú: Hannibal. Otro límite rompe Raúl Fuentes con No soy un hombre fácil, una comedia francesa que se pregunta qué ocurre si un mujeriego llega a un mundo dominado… por mujeres. Y para cerrar, otro límite es el de la percepción que rompe el Clásico de la Semana: The Fury, una joyita semi-olvidada de Brian de Palma. Ustedes también crucen el límite y denle play a este episodio.