Nuestro cine está lleno de historias nefastas, películas sin un gramo de sensibilidad, vehículos para obtener dinero, cintas vacuas que sólo entienden sus autores (y a veces ni ellos)… y pequeñas joyas que te cambian la forma de ver el mundo, de sentir y de apreciar una historia. Una de estas últimas es Cuernavaca, de Alejandro Andrade Pease, que narra cómo la realidad mas brutal lleva a que un niño inicie una nueva vida en un lugar idílico. Miguel Cane conversa con el director y guionista y con el protagonista, Moises Arizmendi, acerca de su proyecto, el resultado y el sueño de contar un historia en el cine. Por si fuera poco, Raul Fuentes colabora con su reseña de la interesante Searching, uno de los estrenos de la semana.