(Entra en el fondo «Así hablaba Zaratustra»…)

Monos, monolitos, naves espaciales, robots asesinos, fetos flotantes en el espacio… no hay forma de describir con palabras lo que significa la máxima película de ciencia ficción de la historia: 2001, an Space Oddisey. Miguel Cane vuelve a invitar a Stivi de Tivi para hablar de esta joya de Stanley Kubrick, que con los años es más misteriosa y fascinante. ¿Y por qué eligieron esta obra? Bueno… porque el estreno más grande de la semana es un bodrio casi innombrable de Luc Besson. Por fortuna, hay otro estreno digno: una reflexión sobre la crisis juvenil sumada a la promesa de una vida (o muerte) ‘mejor’. Y en la recomendación doméstica tenemos lo nuevo de Marvel: la versión televisiva de The Defenders.

Hablan de Valerian, El cielo esperará, The Defenders, 2001, odisea del espacio.