El paso del tiempo puede ser un engaño: nos transforma en lo que no somos o nos convierte en lo uqe siempre debimos ser, nos pone en lugares nunca imaginados y nos encierra en cárceles de puertas abiertas. Hoy, Miguel Cane hace un viaje por el tiempo para hablar de sus trampas, las que nos separan de nuestros mejores momentos (como ocurre en Sueño en otro idioma, de Ernesto Contreras) y las que nos cambian y nos condenan a conocernos, incluso si no nos entendemos (como en la hermosa Orlando, de Sally Potter). Y otro giro del tiempo, con sus capas envolviendo la delgada línea entre realidad e ilusión, es Westworld, cuya segunda temporada reseña Raúl Fuentes. Así que hagan una pausa y sumérjanse en este tiempo.